Me gusta, lo quiero… lo necesito.

7 julio, 2014 / Blog / 0 Comments /

En muchas ocasiones, no nos damos cuenta como ciertos acontecimientos que nos rodean marcan ciertas pautas, la mayoría de las veces inducidas, en nuestros hábitos como consumidores. Ahora que el mundial ha acabado (al menos para España) y hemos salido de ese fervor futbolístico que paraliza y cualquier tipo de actividad y  focaliza todas las conversaciones entorno a técnicas de juego, esféricos, tiros a puerta o posesión de balón, estamos en condiciones de analizar qué sucede a nuestro alrededor cuando un evento de estas magnitudes se acerca.

Final de la primera parte del partidoImágenes de la la Gran Vía de Madrid durante un partido de la selección española en el Mundia de Brasil.

Cuando uno de estos eventos se acerca, sufrimos indiscriminadamente “ataques” publicitarios a través de, prácticamente, todos los medios de comunicación, encaminados a incentivar nuestras compras con suculentos descuentos, ofertas y promociones. La realidad es que cuando uno de estos eventos sociales nos acecha, las marcas son conscientes de la cantidad de plataformas y soportes que aparecen para persuadir a los clientes. Cualquier producto es susceptible de ser promocionado como el famoso “A por ellos…”, en el caso del Mundial.

Las marcas saben que aprovechar un hito o un evento social destacado, incrementa las ventas considerablemente. Encontrar el coste de oportunidad de la marca a la hora de vender sus productos, llevando a cabo un descuento temporal adaptado a un calendario de eventos es una labor que a día de hoy casi todas las empresas que comercializan productos en stockege practican, y que se resume en una formula básica:

Evento social + reducción temporal de precios + promoción y publicidad acertada = Éxito comercial.

Por otra parte, las agencias de publicidad también saben cómo desarrollar campañas atractivas en las que predominan mensajes claros, breves precisos y concisos donde se busca incrementar exponencialmente el ROI para el cliente. En realidad, la función es esa, hacer llegar al potencial comprador, la información del producto de tu cliente de una forma atractiva y suculenta de forma rápida y efectiva. Ahí está la clave de la venta de tu producto: Da a conocer, muéstralo de forma suculenta, consigue que el cliente sienta la necesidad de tenerlo y evalúa la respuesta de tu producto entre tus compradores. Si eso funciona, el secreto es fácil, continúa haciéndolo. Eso es que funciona.

 

 


0 Comments

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies