La información a un desliz de dedo

8 abril, 2014 / Blog / 0 Comments /

La vertiginosa evolución, casi mutación, del móvil desde que apareciera por primera vez en alguna película de finales de los 80, ha sido imparable. El uso que ahora hacemos del móvil es totalmente distinto al que en aquella película, Michael Douglas sostenía con firmeza en aquel clásico, Wall Street. Aquel móvil tenía nombre y apellidos, era el Motorola DynaTAC, pero nosotros preferimos llamarle por su nombre de pila, “ladrillo”.

Desde aquel curioso modelo de 1983, con un peso que rondaba el kilo y de desproporcionado tamaño, hasta llegar al actual Iphone en el que a un siempre resbalón de dedo se abre un mundo de tecnología 3.0 al alcance de todo el mundo, el sector ha visto incontables cambios en las tendencias de los consumidores.

Tal es así, que en la actualidad, no son las marcas las que buscan a los consumidores, si no, los consumidores los que buscan las marcas. La guerra por la innovación, la estandarización de los software de navegación, la guerra tarifaria entre compañías, etc., han provocado que sea el consumidor el que maneja, en cierto modo las tendencias del mercado. Los roles se han intercambiado y el usuario se encuentra en una posición aventajada. Ya no esperamos a ver qué nos ofrecen, ahora sabemos lo que queremos y exigimos aquello que nos gusta y que nos resulta cómodo en una herramienta que se ha convertido en fundamental para el día a día de muchos de nosotros.

infografía-moviles-4big2-1024x798

Como dato curioso, cabe destacar que el teléfono móvil ha adquirido tantos campos de acción, mensajes, Internet, reproductor de música o vídeos, acceso a email, redes sociales, servicio de información, etc… que, según las estadísticas, ha disminuido en un 35 por ciento el número de llamadas. Los beneficios que las operadoras ingresan en sus arcas vienen, principalmente, de las tarifas de datos más que de los servicios de llamadas.

La evolución, las mejoras y la funcionalidad del móvil han sido tan aceleradas que actualmente no se nos hace raro que este “bicho” tecnológico realice un seguimiento de nuestras rutinas diarias y que llegue al punto en que perciba alteraciones en nuestros patrones diarios. Tal es el caso de la herramienta SIRI desarrollada por la conocida marca Apple. Nos hemos acostumbrado tanto a este tipo de tecnología que no nos damos cuenta del increíble avance que se ha desarrollado en este campo.

Los tiempos van cambiando y de la misma forma, las tendencias y costumbre de consumo. Avanzar con ellos ya no dependen tanto de la voluntad del usuario si no de la necesidad de este de formar parte de él o desvincularse por completo, cosa que parece bastante más extraño que el primer móvil que Mr. Douglas sostenía en aquella playa de Long Island.


0 Comments

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies