Conoce tu router para mejorar la conexión a internet

16 marzo, 2017 / Sin categoría / 0 Comments /

El router es ahora un habitante más del hogar y se ha convertido en el aliado que nos facilita horas de entretenimiento y estar conectados a los demás. Ordenadores, tablets, móviles e incluso televisores y electrodomésticos se vinculan gracias al router para estar totalmente conectados.

La conexión por WiFi o por cable dependerá en gran medida de lo que queramos conseguir. Si lo que nos prima es tener movilidad dentro de casa y no estar supeditados a cables, obviamente lo más práctico es usar la WiFi. En caso de querer tiempos de respuesta muy bajos, como por ejemplo al jugar con consolas online, lo ideal es conectarse por cable para obtener mejor experiencia.

En muchas ocasiones, conocer un poco cómo funciona la tecnología WiFi puede hacer que podamos mejorar la calidad de la señal que recibimos. Hay que tener en cuenta que los principales problemas que encontramos con las redes WiFi domésticas tienen que ver con los obstáculos, las interferencias y la distancia entre el dispositivo y el router.

¿Cómo funciona mi router?

Con los routers podemos crear redes Wireless o sin cables usando ondas de radio, igual que los teléfonos móviles. El router recibe la señal a través de cable (de cobre o de fibra óptica) y, tras procesarla, la envía mediante ondas radioeléctricas a los diferentes dispositivos. La WiFi utiliza una banda de frecuencia libre, es decir, cualquier persona puede transmitir sin necesidad de tener un permiso. En concreto, utiliza las bandas de 2,4 GHz o de 5GHz.

Irene Machín, Project Manager de CENTUM, explica que la mejor opción para situar el router en casa es hacerlo en el centro de la vivienda. De no ser así, la intensidad de la WiFi es irregular y podemos tener problemas en los puntos más alejados. Tenemos que tener en cuenta que las ondas son muy sensibles a los obstáculos, como las paredes, el techo o los muebles de nuestra casa. La medida en que estos elementos degraden la señal WiFi dependerá de los materiales y el grosor. Por eso, lo mejor es situar el router cerca de las puertas.

Al igual que los routers, hay más equipos electrónicos que funcionan en esas bandas libres, como por ejemplo, los microondas o cualquier equipo que funcione con Bluetooth. Es importante mantener el router alejado de estos aparatos para evitar que las señales interfieran unas con otras. “Por ejemplo, si en una habitación la WiFi no llega igual que a otros puntos de la casa, revisa tu ratón y tu teclado inalámbricos. Puede que estés poniendo una barrera sin darte cuenta”, revela Machín.

Los trucos

El truco más sencillo y útil es colocar el router en una zona elevada ya que posee antenas omnidireccionales y situarlo en alto puede mejorar la difusión de la señal. En aquellos routers que tengan antenas, lo mejor es colocarlas en posición vertical, no dejarlas tumbadas o plegadas.

Que todo el mundo tenga un router en su hogar es uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos,  ya que al intentar conectarnos a una red WiFi tienes que buscar en el montón de WiFis que detecta  tu ordenador.

Algo poco conocido, pero bastante efectivo, es el cambio de canal, “El router que tenemos en casa elije un canal por el que transmitir dentro de la banda seleccionada. Si tenemos el router permanentemente encendido, el canal siempre será el mismo. En muchos casos, esto hace que poco a poco haya cada vez más routers o equipos transmitiendo en ese mismo canal y al final, terminamos teniendo nuestra WiFi en un canal muy saturado”, afirma la Project Manager de CENTUM.

Para verificar si estamos transmitiendo en un canal muy saturado, podemos utilizar millones de herramientas, una aplicación sencilla para nuestro smartphone puede mostrárnoslo muy gráficamente. Revisaremos cuál es el canal más libre y situaremos nuestra WiFi en ese canal a través de las herramientas que nos facilite nuestro operador (página web del router, portales especiales para cambiar la configuración, etc.).

“Si esto te parece complicado, en la mayoría de las ocasiones los routers tienen la capacidad de elegir el canal en función de lo “lleno” que esté. Esto sólo lo realizan cuando se encienden, por lo que conviene apagarlo de vez en cuanto para que pueda asegurar que elige el canal adecuado”, garantiza Machín.


0 Comments

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deja un comentario